Generales

Medioambiente. Las empresas locales comienzan a medir su huella de carbono

La reducción de la huella de carbono (una de las formas de medir el impacto ambiental de una actividad humana) es optativa para las empresas en nuestro país. Pero el número de firmas que toman c...

La reducción de la huella de carbono (una de las formas de medir el impacto ambiental de una actividad humana) es optativa para las empresas en nuestro país. Pero el número de firmas que toman cartas en el asunto está en aumento. Algunas de ellas son Naranja X, Lemon Cash, Cabify, Santander, Telecom y Telefónica Movistar, entre otras.

La fintech Naranja X mide su huella de carbono desde el año pasado. “Por medio de la conservación y reforestación de bosques nativos de la Argentina, estamos absorbiendo la misma cantidad de CO2 que emitimos. De esta forma, nos convertimos en neutros en carbono, y esto significa que todo el aire que contaminamos lo volvemos a purificar”, dice Pablo Bocco, líder de Innovación Social y Sustentabilidad de la firma. Además, Casa Naranja, su sede central, ubicada en Córdoba Capital, fue construida de acuerdo con criterios sustentables. Así, cuenta con un parque solar que genera entre el 5% y el 100% de lo que consume ese edificio.

En coche

La aplicación de movilidad Cabify también es pionera y, en este sentido, parte de dos datos clave: que el transporte es responsable del 20% de los gases de efecto invernadero (GEI) que se producen en una ciudad, y que, según la Agencia Internacional de la Energía, dichas emisiones crecieron un 50% entre 1990 y 2018. Por eso, la firma compensa el 100% de la huella de carbono que se genera, no solamente por su actividad corporativa sino también las resultantes de trayectos de usuarios y empresas por medio de la aplicación. “Hasta ahora compensamos más de 310.000 toneladas de CO2 mediante proyectos de protección medioambiental, equivalente a 280 trayectos en coche de Buenos Aires a São Paulo o a la protección de 12 millones de árboles en la selva amazónica. Simultáneamente, avanzamos en la reducción de emisiones, con un compromiso del 15% anual”, comenta Florencia Sassone, Head of Marketing y Sostenibilidad de Cabify Argentina.

La ejecutiva explica que durante 2021 la compañía compensó más de 60.000 toneladas de CO2 en el nivel regional. En nuestro país están compensando en la planta azucarera de La Providencia, en Tucumán, por biomasa. “Se sustituyen combustibles fósiles por fuentes de energía más respetuosas con el medioambiente”, explica Sassone.

Estas mediciones se realizan con consultoras especializadas. Cabify, por ejemplo, trabaja con ClimateTrade, y Naranja X, con Circa.

Bocco comenta que la principal fuente de emisión de CO2 de Naranja X corresponde al consumo energético que realizan los 3000 empleados de sus 170 sucursales, y agrega que el Banco de Bosques es la entidad que realiza el cálculo para estimar qué cantidad de metros cuadrados de bosque nativo es necesaria para compensar una tonelada de CO2 equivalente emitido. “La huella de carbono 2020 fue compensada en 2021 con la fundación Banco de Bosques, que canaliza los aportes de los donantes para intervenir en el mercado inmobiliario de tierras, salvando bosques nativos en la Argentina y las gestionan para su correcta conservación o recuperación, y luego de este proceso las tierras se donan al gobierno para constituirse en parques nacionales, garantizando así que se conserven a perpetuidad –dice Bocco, y añade:– Este año decidimos compensar la huella de carbono organizacional 2021 con una iniciativa que va más allá del impacto ambiental, porque también tiene un fuerte impacto económico y social. En tal sentido, nos aliamos con Ruuts, con quienes vamos a financiar a productores agropecuarios nacionales para transitar hacia una nueva forma de producir y acelerar soluciones integrales que mejoren el vínculo entre las personas y el planeta: la agricultura y ganadería regenerativa”.

Otro modelo

La plataforma Ruuts, en concreto, vincula a empresas que quieren compensar su huella de carbono con productores que están cambiando su modelo productivo. Mediante la adopción estas prácticas, regeneran la tierra, capturan carbono de la atmósfera en el suelo, mejoran la biodiversidad y su negocio, todo al mismo tiempo.

Más allá de estas acciones, cualquier empresa también puede tomar medidas sustentables. De hecho, algunas formas para mitigar la huella de carbono es cambiar las luminarias por luces LED, digitalizar servicios y elegir proveedores más sustentables. Por supuesto, también gestionando los residuos para evitar que muchos materiales terminen en el relleno sanitario.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/tecnologia/medioambiente-las-empresas-locales-comienzan-a-medir-su-huella-de-carbono-nid17092022/

Comentarios
Volver arriba