Generales

Miénteme es una comedia que propone un viaje al pasado (y no necesariamente en el mejor de los sentidos)

Miénteme (Argentina, Chile/2022). Dirección: Sebastián Schindel. Guion: Leonel D’Agostino y Sebastián Schindel. Edición: Leandro Aste. Fotografía: Lucio Bonelli. Elenco: Leonor Varela, Luca...

Miénteme (Argentina, Chile/2022). Dirección: Sebastián Schindel. Guion: Leonel D’Agostino y Sebastián Schindel. Edición: Leandro Aste. Fotografía: Lucio Bonelli. Elenco: Leonor Varela, Lucas Akoskin, Florencia Peña, Benjamín Vicuña, Flor Vigna y Luciano Castro. Duración: 90 minutos. Disponible en: Amazon Prime Video. Nuestra opinión: regular.

Aunque no está muy claro el por qué, el espectador promedio tiende a pedirle menos a una película lanzada en plataforma que a un estreno en sala. Será que la pantalla reducida o cierta tácita herencia televisiva han bajado lo suficiente la vara de exigencia como para aceptar que en living triunfe la misericordia por sobre la exigencia. Incluso da la sensación de que quienes se ponen detrás de estos proyectos cuentan con eso y ofrecen productos de rápida digestión, módicas intenciones y cero riesgo. Solo con esta suma de caprichosos supuestos puede una película como Miénteme pretender salir airosa dentro de un panorama nacional que, hace rato, marcha hacia una constante superación temática y estética.

Lo primero que se siente al entrar al universo propuesto por el prolífico Sebastián Schindel, en su doble rol de director y guionista, es que se ha viajado unos veinte años al pasado. Los códigos por los que transita esta comedia de amores encontrados, equívocos y gags remiten a un cine del que ya queda poco y nada.

A Bárbara (Florencia Peña), su apuesta por el amor se le rompe en pedacitos cuando descubre que su marido le es infiel. Desconsolada, se refugia en los consejos de su amiga Eva (Leonor Varela), quien le promete conseguirle un candidato digno de ella, aun cuando su matrimonio con Matías (Lucas Akoskin) tampoco está en su mejor momento. En su afán por cicatrizar el corazón de su amiga, Eva cree haber encontrado en Julián (Benjamín Vicuña), al candidato ideal para Bárbara. Y aunque al principio esto parece ser así, cuanto más lo conoce, más sospecha que no es quien dice ser. Con la convicción de haber cometido un error, Eva se propone descubrir la verdad o morir en el intento.

Con este mínimo punto de partida la comedia se desarrolla apáticamente durante una hora y media. Habrá confusiones, objetos de deseo (en la piel de Flor Vigna y Luciano Castro) y un mensaje subrayado sobre la importancia de jugarse siempre por lo que se cree. Lamentablemente estas amabilidades llegan teñidas de una visión estructurada y conservadora de lo que es el amor, el matrimonio y las relaciones de pareja. Ni siquiera cuando se insinúa la posible homosexualidad de un personaje la película se arriesga, decantándose por una resolución tópica y tradicionalista que atrasa bastante.

Con una clara intención de pisar fuerte en Chile, su país coproductor, el peso de Miénteme recae directamente sobre Leonor Varela. Es la actriz chilena la gran protagonista de esta historia, dejando a Florencia Peña en un rol secundario, de mínima participación en el desarrollo de la trama. Suma al color local que Lucas Akoskin, además de coprotagonista y productor, sea también su marido en la vida real. Valor agregado que se pierde de este lado de la cordillera, donde ninguno de los dos es tan conocido.

Miénteme es un compendio de situaciones amables, de rápida resolución y nula complejidad, que sirven para hacer avanzar la historia, concatenar momentos y no mucho más.

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/espectaculos/cine/mienteme-es-una-comedia-que-propone-un-viaje-al-pasado-y-no-necesariamente-en-el-mejor-de-los-nid23092022/

Comentarios
Volver arriba